El contrato de franquicia en México

En la actualidad el hacer uso de las franquicias es una buena opción para que las empresas se expandan en el mercado tanto nacional como internacional, para lograrlo se hace uso de los contratos, teniendo en cuenta todas las particularidades del negocio en marcha.

Particularmente, tenemos el contrato de franquicia, en donde se establece el usufructo de una marca, en donde se establecen que se van a transmitir conocimientos técnicos o donde se proporcione asistencia técnica, para aquellas personas que se le concede pueda producir o vender bienes o prestar servicios de manera uniforme y con los métodos operativos, comerciales y administrativos establecidos por el titular de la marca, tendientes a mantener la calidad, prestigio e imagen de los productos o servicios a los que ésta designe.

“El antecedente más remoto que tiene de las franquicias se detecta durante la Edad Media, ya que era una costumbre habitual, por parte de los gobiernos locales, ofrecer a personas de alto nivel, una licencia en la que se concede el derecho de mantener el orden civil, determinar y recaudar impuestos públicos, así como instaura otros gravámenes especiales. El concesionario pagaba al cedente de dicha licencia una suma determinada por los impuestos públicos recaudados o los gravámenes creados con el objeto de recibir protección militar o de cualquier otro tipo. De esta manera, la monarquía podía controlar las tierras dentro de su esfera de influencia proporcionando protección, mientras recaudaba impuestos públicos.” (Alba, 2005)

“En cada obligación figuran cuando menos dos personas que se encuentran una frente a otra en una relación de desigualdad. De una parte, la libertad personal del acreedor traspasa sus confines naturales, transformándose en un poder sobre el deudor; de otra parte, por el contrario, la libertad natural del deudor se restringe, de tal manera que se coloca en un estado de sujeción o necesidad.” (Vazquez del Mercado, 1992)

¿El Contrato de Franquicia es usual en las sociedades mercantiles?

La Ley de Propiedad Industrial incluyó por primera vez en el año 1991 la palabra “Franquicia” únicamente para definirla, actualmente no ha cambiado en mucho pues además de que aplican varias leyes como Código Civil, respecto a los elementos y perfeccionamiento de los contratos, Código de Comercio, respecto al usufructo comercial de la marca, por supuesto la Ley de Propiedad Industrial, Ley de Competencia Económica, etc.

Además, en el ámbito fiscal desde el año 2020, tenemos tres diferentes espectros, que no podemos dejar de contemplar: La razón de negocios; Materialidad; Sustancia económica; Estos espectros conllevan, a estudiar a profundidad, las prácticas actuales de las sociedades mercantiles, puesto que, hasta hace un tiempo, el tener una franquicia, para llevar a cabo su explotación comercial, era -en muchas ocasiones- aprovechado para caer en una simulación, toda vez, que la Franquicia es un sistema conformado por varias partes, de hecho, los requisitos no son solo legales sino administrativos, es importante considerar, por parte de las sociedades mercantiles, que se tenga la asesoría externa, cuando menos de un profesionista experto en estos temas, ya que le da profundidad, conocimiento e imparcialidad, al manejo de la franquicia, toda vez, que este profesionista, puede hacer: los estudios de Mercado y los Análisis financieros del proyecto. Dejando a los socios o propietarios, las tomas de decisiones de sus negocios, con las franquicias.

¿El Contrato de Franquicia cumple con los requisitos legales establecidos en la Ley de la Propiedad Industrial?

Conforme a lo establecido en el artículo 142 Bis de la Ley de la Propiedad Industrial el contrato que se adjunta si cumple con todos los requisitos que contempla la ley, considero que estos elementos son fundamentales en el contrato de franquicia, puesto que ningún otro contrato regulado por la legislación vigente los contempla en forma conjunta. Así como también cumple con las características de los contratos mercantiles:

  • El fin de lucro o provecho.
  • Constituye algún acto de comercio.
  • Actos en masas realizadas por empresas.
  • Vinculados a una actividad empresarial. (Vega, 2011)

¿Qué es el Modelo de negocio de franquicia o licencia?

“Modelo de negocio de franquicia o licencia. Este tipo de modelo de negocio, de franquicia, permite a emprendedores apostar por “explotar” un negocio que ya está probado, que funciona y que se replica en un lugar donde todavía no existe.” (SC, 2006)

El contrato si incluye un modelo de negocios; sin embargo, hay que analizar la rentabilidad que tiene el usar dicha marca a través de un estudio de mercado, analizando todas las fortalezas, amenazas, debilidades y oportunidades que pueda tener frente a empresas a franquicias del mismo tipo, puesto que ninguna empresa se crea o establece para generar pérdidas.

Otro elemento por analizar es la escalabilidad, es decir que el día de hoy se pueda establecer una franquicia, mañana otro y así sucesivamente hasta crear una red de negocios que conquiste el mercado, además también hay que considerar la repetibilidad que se pueda tener, como por ejemplo OXXO es una red de franquicias que es sumamente replicable puesto que se puede encontrar con varias franquicias en toda la república solo por mencionar un ejemplo.

Cabe hacer mención que también se debe de tener una razón de negocios puesto que es uno de los espectros señalados en párrafos anteriores, atendiendo la reforma fiscal actual.

La zona de exclusividad en el Modelo de negocio de franquicia

En los contratos tanto como el franquiciatario como franquiciante buscan tener las mejores condiciones para llevar a cabo los negocios, por lo que es común que una de las partes establezca como parte del contrato la existencia de una exclusiva, que bien puede ir desde distribución dentro de determinado territorio, la venta de un producto, hasta la explotación de determinada invención, siempre por determinado tiempo, es decir el tiempo que dure el contrato.

En el contrato antes mencionado solo se hace mención de que únicamente existirá una zona de exclusividad en donde se establezca la franquicia, sin embargo, de acuerdo con el articulo 105 y 142 bis fracción I de la Ley de Propiedad Industrial, la zona de exclusividad puede ser todo el país, aun y cuando no se encuentre inscrito en el registro.

Artículo 105.- El nombre comercial de una empresa o establecimiento industrial, comercial o de servicios y el derecho a su uso exclusivo estarán protegidos, sin necesidad de registro. La protección abarcará la zona geográfica de la clientela efectiva de la empresa o establecimiento al que se aplique el nombre comercial y se extenderá a toda la República si existe difusión masiva y constante a nivel nacional del mismo.

Artículo 142 Bis. – El contrato de franquicia deberá constar por escrito y deberá contener, cuando menos, los siguientes requisitos:

I. La zona geográfica en la que el franquiciatario ejercerá las actividades objeto del contrato;

¿Qué es el franquiciante en el modelo de negocio de franquicia?

En primer lugar, dentro de los elementos personales, están mal titulados, las personas que interactúan en el contrato de franquicia, con base al artículo 142 BIS, se le denominan:

A. El franquiciante es aquel elemento personal propio del contrato de franquicia, que es el titular de la propiedad industrial del negocio original, cuyo objeto es susceptible de ser transmitido a terceros para su explotación, permitiendo para ese fin, la utilización con cierta exclusividad de sus licencias de uso de marcas, patentes, diseños industriales, nombres comerciales, avisos mediante la transmisión de sus conocimientos técnicos, supervisión y asesoría

¿Qué es el franquiciatario en el modelo de negocio de franquicia?

B. El franquiciatario es aquel elemento personal, que tiene a su cargo el disfrute de los derechos que el franquiciante le transmite con su licencia de marca, o nombre y/o aviso comercial, incluyendo conocimientos, asesoría y apoyos técnicos, recibiendo a cambio los beneficios de comerciar con un negocio ya probado.

En segunda parte, dentro de las declaraciones iniciales, en el capítulo “EXPONEN”, considero, que se debe ser más descriptivo, con los datos de la marca, patente, diseño, que se está interesado en hacer la franquicia; estando obligados a manifestar todos los detalles legales del título registrado de la marca, como los señala el artículo 126 de la Ley de la Propiedad Industrial, toda vez que, se haría constar que existe la marca, para todos los efectos para evitar una simulación de actos, con ese contrato. Y al ser la explotación de la marca, el objeto del contrato, se comprueba la razón de negocios, que señalamos como los espectros fiscales en los primeros párrafos del presente ocurso escolar.

Así también, al contrato franquicia, que nos sirve de ejemplo, al ser un contrato privado, le hace falta, el señalamiento expreso, de la obligación cumplir con la solemnidad de darle “fecha cierta” al pacto, con la finalidad de otorgar eficacia probatoria a los documentos privados y evitar actos fraudulentos o dolosos en perjuicio de terceras personas, dado que, en recientes fechas, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ha señalado, por medio de la jurisprudencia Tesis: 2a./J. 161/2019 (10a.), resuelta en la Contradicción de tesis 203/2019, que la “fecha cierta” es un requisito exigible respecto de los documentos privados que se presentan a la autoridad fiscal como consecuencia del ejercicio de sus facultades de comprobación.

Para finalizar, pero no menos importante, considero la necesidad, de plasmar en el contrato de franquicia, las advertencias para ambas partes respecto de los delitos, que pudieran configurarse, ya sea en la acción o en la omisión de los actos, que se obligan el franquiciante y el franquiciatario, toda vez, que desde hace unos años, el Código Nacional de Procedimientos Penales, en su numeral 421, señala que las personas jurídicas serán penalmente responsables, de los delitos cometidos a su nombre, por su cuenta, en su beneficio o a través de los medios que ellas proporcionen, por lo que se debe tener un estricto control en el personal de las partes del contrato, para evitar esta situación jurídica, debiendo hacer la declaración expresa para que se comprometen ambas partes.

En la actualidad las franquicias es un tipo de negocio que trae para los sujetos que intervienen en la franquicia (franquiciante y franquiciatario) un sinfín de ventajas y beneficios que las hace crecer y ver resultados con rapidez en donde por un lado el franquiciante puede hacer crecer su negocio con dinero de otro, con ingresos constantes y conservando la vigilancia del negocio y por otra parte el franquiciatario realiza una inversión en un negocio probado, sin riesgos, con una marca con prestigio y con la asistencia del franquiciante.

La franquicia es un sistema comercial que actualmente constituye una alternativa económica muy interesante dada las actuales condiciones del mercado financiero mundial. Algunas estadísticas posicionan a esta como la sucesora de los pequeños negocios independientes y tal vez así ocurra.

Del mismo modo la oferta de productos y/o la prestación de un servicio a los consumidores, en el sistema de franquicias son la clave de su éxito, es por ello debido que intervienen varios factores: es original, competitiva, especializada, homogénea y rentable.

 

 

Referencias

Alba, M. (2005). Franquicias: una perspectiva mundial. Fondo Editorial FCA: México.

Fuentes, Alberto. (1962). Derecho mercantil . México: Banco y comercio .

Ley de propiedad Industrial.

Mantilla, R. (1999). Derecho mercantil. México: Porrúa.

SC, V. W. (2006). Guia legal para hacer negocios en México. México: Von Wobeser y Sierra SC.

Vasquez del Mercado, Oscar. (1992). Contratos Mercantiles . México: Porrúa.

Vega, A. (2011). Contrato Mercantiles . México.